QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO Y CUÁLES SON SUS FUNCIONES

Actualizado: 13 de nov de 2019

Podríamos decir que el suelo pélvico es el gran desconocido para muchas mujeres. Pese haber mucha información hoy en día y que muchas han oído hablar de él, no saben hasta qué punto una disfunción del mismo puede influir en su calidad de vida ni qué actividades pueden dañarlo.

Algunas mujeres (sin importar la edad) toman conciencia de la importancia del suelo pélvico cuando empiezan a presentar los primeros síntomas indicativos de una disfunción del mismo, entre ellos el más común: la incontinencia urinaria.


Así podemos entender el suelo pélvico como un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la parte más inferior de la cavidad abdominal soportando el peso de todo el paquete visceral. Estos músculos pueden dividirse en diferentes planos, desde el más superficial (músculos bulbocavernosos, isquiocavernosos, transverso superficial y esfínter externo), pasando por un plano medio (esfínter estriado de la uretra y músculo transverso profundo), hasta el plano más profundo (conjunto de músculos: elevadores del ano).

Para poder cerrar por completo la parte más inferior de la cavidad abdominal, estos músculos tienen inserciones en el coxis y en el pubis. Esta disposición de las fibras musculares nos permite entender una de sus principales funciones: mantener en la posición adecuada los órganos situados dentro de la pelvis: vejiga, vagina, útero y recto; Sin olvidarnos de otras funciones no menos importantes: asegurar la continencia urinaria, ayudar a la etapa expulsiva del parto, actuar junto con otros músculos en la estabilidad lumbar…


Cuando el tono de este suelo pélvico se ve alterado, puede provocar diferentes problemas: descenso de estos órganos pélvicos por el conducto vaginal (prolapsos), dolor de espalda, incontinencia urinaria y/o fecal, disfunciones sexuales (dolor, anorgasmo)…

Además este suelo pélvico no debemos entenderlo como un conjunto de músculos aislados del resto del cuerpo, ya que forma junto con otros músculos un espacio denominado: cavidad abdominal manométrica. Esta cavidad está formada por el ya mencionado suelo pélvico en la parte más inferior, el músculo diafragma en la parte superior, el transverso del abdomen en la pared anterior y los músculos multífidus en la pared posterior, de tal forma que una alteración en cualquiera de estos elementos influiría en el resto. Estas relaciones musculares van a justificar la realización de una valoración y tratamiento global de la persona para ver qué puede estar influyendo o agravando su problema y cuál puede ser el origen del mismo.


Es importante que durante el embarazo haya una buena higiene postural, que se continúe realizando ejercicio (previo y durante) hasta que el transcurso del embarazo lo permita y siempre que el médico ginecológico dé el visto bueno y no haya ninguna complicación. Y qué mejor acompañamiento que el de un fisioterapeuta especializado.



En Molto Bene contamos con fisioterapeutas especialistas en suelo pélvico que realizarán una valoración del estado del mismo en globalidad con otras estructuras, proponiendo así el plan de tratamiento que más se adapte a las necesidades de cada mujer, corrigiendo aquellos gestos y/o actividades de la vida diaria que puedan ser lesivos para el mismo.




#suelopelvico #mujer #incontinencia #diafragma #metodo5P

Carla Moltó

Fisioterapeuta - Osteópata

Número col. 4092

  • Facebook
  • Instagram